Más Maratón y menos Prozak

Etiquetas

,

running

Todavía hay quién duda que este fenómeno del deporte y la búsqueda del bienestar a través del ejercicio físico han llegado para quedarse.

Lejos de ser una tendencia pasajera, con el paso de los años no hace más que crecer: si estudiamos un dato tan básico como el número de inscritos para los maratones de Madrid o Valencia, podemos observar que sus evoluciones superan las expectativas de los organizadores, manejándose números cercanos a los 17000 en el primer caso, o 12000 en el segundo…¡una barbaridad!

Pero no sólo hablamos de running, también el triathlon, la natación, el ciclismo, el trail,  o el cross-fit, se están haciendo un hueco en nuestras vidas. Deportes de siempre o nuevas concepciones de ejercicio físico llenan las agendas cada vez más, nos ayudan a desconectar y a sentirnos mejor, a descansar por la noche o a conseguir el peso ideal…

Pero, dentro de esto, que en principio es algo bueno, pueden esconderse varios “problemillas” causados sobre todo por la desinformación, y es que en muchos grupos de amig@s se ha instaurado una competición “silenciosa” por ver quién hace más kilómetros a la semana, o quién se apunta al reto más salvaje…-ojo los de Bilbao, jejeje-

Aquí empezamos a ponernos serios y surgen los problemas de salud y seguridad en el desarrollo del ejercicio.

Desde la #farmacia, es bastante reducido el número de Titulares que se están tomando en serio este tema, formándose e informándose sobre cuáles son las recomendaciones que se deben dar al respecto, más allá del sentido común. Es importante disponer de una categoría de “Deporte” en la farmacia, nombrar un responsable, e ir avanzando en su contenido.

Y es que todo el equipo debería tener una serie de nociones básicas para dar un #Consejo adecuado, más allá de recomendar las bondades de uno u otro producto.

La primera recomendación que hay que dar es la realización de un chequeo médico previo al inicio -después de años sin hacer ejercicio- de una actividad deportiva.

En función de la edad, el estado de forma físico y el historial deportivo de una persona, se estará capacitado para realizar con seguridad una u otra actividad. Los retos iniciales han de ser coherentes con todo ello.

Por otra parte, se ha de insistir en que, dependiendo del tipo de deporte o ejercicio es fundamental la hidratación. No hace falta que haga un calor sofocante, el sudor elimina sales minerales -como sodio o potasio-, y electrolitos, que debemos reponer. El pasado Julio de 2015, en el Triathlon de Frankfurt, falleció un participante británico por beber demasiada agua sin reponer sodio. Es decir, que estamos hablando de cosas muy serias…Claro que hay que beber agua, pero en su medida, y acompañada de la reposición de sales (a través de bebidas isotónicas, etc..), etc..

También es importante el equipaje que utilizamos, para evitar lesiones o enfriamientos innecesarios; es decir, para realizar el ejercicio con seguridad: desde las zapatillas -fundamental-  a la ropa que se viste, la recomendación de estiramientos o alimentación adecuada, la prevención de agujetas…

A partir de ahí, hay que estar informados de productos de órtesis deportiva, geles para el dolor, energizantes, etc, etc…sin olvidar que en estos casos las recomendaciones han de ser siempre INDIVIDUALIZADAS, no siendo exportables a otras personas.

Se trata por tanto, de un mundo nuevo en el que tenemos que estar presentes obligatoriamente, ya que forma parte del objetivo de muchas personas por alcanzar una salud mejor, así como una mayor bienestar y calidad de vida. Y es la farmacia el lugar adecuado para recabar la información y para recibir el mejor Consejo -no es la tienda Decathlon más cercana, ni el amigo que corrió 50 kilómetros el año pasado-, aunque ello suponga un esfuerzo extra.

¿Ya has implantado la categoría “Deporte”en tu farmacia? En próximas entradas te daremos más claves sobre ello.